Publicidad

viernes, 31 de marzo de 2017

El Tercer Secreto de Fátima: ¿Un Papa con ojos de demonio?


José María Zavala acaba de publicar un libro, “El secreto mejor guardado de Fátima. Una investigación 100 años después”, en el que revela un documento inédito: Un texto que podría haber escrito, según acredita un perito calígrafo judicial, la propia Sor Lucía de Fátima, revelando el auténtico tercer secreto de Fátima.

Quizá no todo lo que sabemos -o mejor dicho, lo que nos cuentan-, respecto a las apariciones de Fátima sea del todo cierto, al menos no en su totalidad. El periodista, historiador y escritor José María Zavala acaba de publicar el libro “El secreto mejor guardado de Fátima. Una investigación 100 años después”, en el que el autor desvela un documento que podría revolucionar, en el año de su primer centenario, las apariciones de Fátima, aprobadas por la Iglesia, y que pondrían punto y final al sinfín de incógnitas que rodean al tercer secreto, revelado por Angelo Sodano en el año 2000.

En conversación con InfoVaticana, el autor ha respondido a las dudas que genera la explosiva revelación del libro: una carta que, según acredita una pericia caligráfica, habría escrito Sor Lucía de Fátima, y que constituiría el auténtico tercer secreto de Fátima.

Un Papa con ojos del demonio

Cuenta el autor del libro que un día de agosto recibió un mensaje de correo electrónico un tanto desconcertante. Se trataba de la reproducción de un documento manuscrito redactado en portugués. Nada más darse cuenta que podría ser un texto de las apariciones de Fátima, decidió ponerse en manos de profesionales.

La carta, fechada en 1944, hablaba del “tercer fragmento del secreto”, y describía a un Papa, alabado por una multitud. Sin embargo, dice la carta, “había una diferencia con un verdadero Santo Padre, la mirada del demonio, éste tenía los ojos del mal”.

El primero de ellos fue un traductor nativo que consiguió traducir el manuscrito al español. Y el resultado fue sorprendente. La reproducción del documento manuscrito se trataba nada más y nada menos que de un estremecedor mensaje que hablaba de apostasía y de un Papa que tenía “los ojos del demonio, los ojos del mal”.

Además, la carta menciona el pontificado de “Juan Pablo “, estando fechada sin embargo más de 30 años antes de que el cardenal polaco se sentara en el trono de Pedro, convirtiéndose en uno de los papas más grandes de la historia de la Iglesia. Por último, la carta profetiza que “la Catedral de Roma debe ser destruida y una nueva construida en Fátima”.

El propio autor se preguntaba si realmente se trataba del Tercer Secreto de Fátima, o simplemente era una burda falsificación. No entendía qué pintaba aquel enigmático documento en el correo electrónico de su página web y, para despejar sus dudas, decidió pedir ayuda.

La segunda profesional con la que pudo contar el autor fue Begoña Slocker de Arce, perito calígrafo de los tribunales de justicia. Slocker, diplomada en Pericia Caligráfica por la Universidad Autónoma de Barcelona y Perito calígrafo por la Sociedad Española de Grafología (entre otras cosas) se dispuso a estudiar dicho documento.

La experta concluyó que el manuscrito había sido “realizado por la misma mano que el documento correspondiente a la Primera y Segunda Parte del Secreto de Fátima, redactado de puño y letra por Sor Lucía dos Santos”.

En declaraciones a InfoVaticana, el autor del libro explica que “ella, al ser perito de los tribunales no acepta hacerlo si no cuenta con elementos suficientes y no consiente que se publique si no está absolutamente segura, ya que ello puede suponer el detrimento de su prestigio profesional”.

“Ella no entendía el tema de las revelaciones de Fátima, y yo me aseguré de que fuera así. Begoña hizo un estudio totalmente objetivo y ecuánime”.

Apostasía de la Iglesia

“Yo no entro en ningún momento en si el documento es verídico o no, yo no valoro su autenticidad, simplemente muestro la conclusión a la que llegó la perito Begoña Slocker”, nos cuenta Zavala. “Que sea auténtico o no -continúa el historiador-, coincide con lo que el padre Pío dijo sobre el Tercer Secreto de Fátima al padre Amorth, exorcista en la diócesis de Roma y con quien pude reunirme”.

En ese encuentro, el padre Amorth explicó a Zavala que el padre Pío le dijo que el Tercer Secreto trataba “de la apostasía y de un Papa bajo el control de Satanás.” “¿Qué Papa?, eso ya no lo sé”, responde a InfoVaticana el autor del libro.

“Este libro no es en contra de la Iglesia ni en contra del Papa”, nos explica Zavala, quien en su libro se limita a mostrar las conclusiones de su trabajo de investigación, a las que pudo llegar gracias a la ayuda de grandes expertos como es Begoña Slocker.

¿Por qué no se reveló antes de 1960?

El escritor explica a InfoVaticana que el Tercer Secreto debería haber sido revelado por el Papa Juan XXIII antes de 1960, sin embargo no fue sacado a la luz hasta el año 2000. ¿Por qué? ¿Cuál es la razón?

“Quizá -explica Zavala- no se abrió porque el Tercer Secreto afectaba a las mismas entrañas de la Iglesia Católica”.

El autor nos cuenta que existen dos documentos distintos sobre la última revelación de las apariciones de Fátima. Uno, de tan sólo una página, se encuentra en los aposentos papales. Y otro, de cuatro páginas (que fue el que salió a la luz en el año 2000) se encuentra en el depósito en el Santo Oficio.

InfoVaticana habla con Begoña Slocker

Desde InfoVaticana nos ponemos en contacto la perito calígrafo judicial Begoña Slocker, que ha trabajado en multitud de procesos penales en España, también para la Audiencia Nacional. Begoña nos explica que José María Zavala le llamó para decirle que quería una pericia.

“Le puse muchas dificultades con respecto a los materiales. Él me consiguió materiales mejores, ya que se trataban de fotocopias, para poder ver si es verdadero o falso. Enseguida le llamé para decirle que tenía pinta de ser verdadero por unas circunstancias que explico en el libro”, continúa.

“Nosotros trabajamos con originales, y como no tengo esos datos me he basado sobre todo en la velocidad, inclinación y gestos tipo, que significa que cuando superpongo las letras, si fueran idénticas, sería una falsificación, pero no son idénticas”, explica Begoña a InfoVaticana.

“Mi conclusión claramente es que está hecho por la misma mano y lo he repasado con el Presidente de la Sociedad Española de Caligrafía, que lo ha corroborado, y con Tomás Alonso de Corcuera, número uno en España como perito que ha sido profesor y conferenciante en la Policía Científica de Madrid”.

“Es una pericia hecha a conciencia, a la que le he dedicado muchos días y noches”, concluye la perito.

¿Realmente está completo el tercer secreto de Fátima?, ¿Habló Sor Lucía de un Papa bajo el control de Satanás? 

(FUENTE: infovaticana.com)

¿Fantasmas en un portaaviones de Texas?



El U.S.S. Lexington, construido durante la Segunda Guerra Mundial, es uno de esos portaaviones cuya magnificencia e indudable interés histórico llevó a jubilarlo a modo de museo en tiempos de paz. En este caso, el Lexington se convirtió en una de las principales atracciones turísticas de la ciudad de Corpus Christi, Texas, desde que fuera oficialmente retirado del servicio militar en el año 1991.

Sin embargo, y pese a su innegable atractivo histórico, el U.S.S. Lexington es mundialmente conocido no por su contribución al esfuerzo de guerra, sino por motivos bastantes más inquietantes: el legendario portaaviones es, según se dice, escenario de cientos de apariciones fantasmagóricas y sucesos inexplicables reportados desde hace décadas tanto por visitantes como por empleados del buque-museo. Tal es su fama en el terreno de lo sobrenatural que no es raro que aparezca de vez en cuando en shows televisivos protagonizados por supuestos “cazafantasmas”, como es el caso de “Ghost Lab” y “Ghost Hunters.”

Ahora, un nuevo vídeo grabado durante el pasado fin de semana por una familia que recorría los pasillos del portaaviones ha sido objeto de estudio tanto por servicios informativos como por investigadores de lo oculto. En el mismo, se aprecia claramente cómo una escotilla se agita violentamente impulsada por una fuerza invisible, ante el absoluto terror de los presentes. Dicha puerta conecta directamente con una oficina, la cual, supuestamente, se encontraba vacía durante el suceso captado en la cámara. M. Charles Reustle, el Director de Operaciones de la embarcación, fue el encargado de asegurar que cuando abrió la puerta no había nadie al otro lado agitando el pomo.

Abel Mirélez, una de las personas que capturaron el perturbador metraje, declaró en la cadena local News 3 que quedó en shock, y jamás había experimentada nada igual en su vida.

Los empleados del portaaviones están familiarizados con estos sucesos, e incluso afirman haber visto extrañas presencias vestidas de uniforme de la Marina atravesar los pasillos hasta desaparecer al llegar a la pared.

A buen seguro no será el último inexplicable y espeluznante suceso registrado a bordo del “Blue Ghost”, como se conoce coloquialmente al U.S.S. Lexington debido a su embrujada fama.

(FUENTE: eldiariony.com)

Una aparición fantasmal en el volcán



El multifacético Parapsicólogo peruano Reynaldo Silva, se ha destacado, con el transcurrir de los años, no solamente en su área profesional, sino también en la narrativa y el cuento: acá les presentamos uno de sus cuentos de miedo, los cuales serán publicados en 2017.

Un relato de: Reynaldo Silva Salas.

La ciudad donde yo vivo, Arequipa, en el sur del Perú, se halla rodeada de montañas. Los antiguos peruanos tenían por tradición señalar a una montaña o pico de cierta importancia en una comarca como el guardián o protector de la región – denominándolos “Apus”-, y convirtiéndolo en un monte sagrado, en una divinidad. No es raro por tanto, encontrar que existen muchísimas leyendas, mitos e historias sobre cada uno de ellos. Mi ciudad cuenta con tres de ellos: dos volcanes extintos y un nevado: curiosamente, el guardián tutelar de la ciudad, el Misti, es el único que no tiene nombre incaico. Se dice que los incas lo "maldijeron" en un pasado remoto, condenándolo a no tener nombre, según dicen por que algo muy terrible pasó ahí. Desde siempre se han contado historias sobre los raros sucesos que tienen lugar en las faldas de ese volcán, y fue precisamente lo que descubrimos mis amigos y yo aquella noche....

Ocurrió en 1990. En aquellos años se realizaba en la ciudad una maratón de ascenso al volcán con motivo del aniversario de fundación de la misma. Yo ya había participado el año anterior en la misma, y animé en ese año a tres compañeros del colegio: Omar, Juan Manuel y Luis. Era nuestro último año de secundaria y ellos consideraron que podría ser una interesante experiencia; además, el hecho de que aún estábamos en el colegio hacía que, gracias a la práctica constante de deporte en esa época –y sin tabaco ni alcohol,... por lo menos, no mucho-, no teníamos pues temor de que semejante prueba nos fuese algo insuperable.

Tras inscribirnos y pasar las pruebas médicas, nos sentíamos importantes reunidos con los demás participantes, en las charlas informativas, sentados junto a maratonistas bolivianos y africanos que también habían llegado para participar; definitivamente iba a ser una gran aventura. La mañana de la partida, todos estábamos reunidos en la plaza de armas de la ciudad, portando nuestras mochilas y con un número de control en el pecho. Tras darse la partida, los cuatro comenzamos a trotar atrás del grupo; no participábamos por el premio en metálico ni por fama, sólo queríamos conocer un lugar nuevo, nuevas experiencias,… pero no puedo negar que nos sentíamos muy bien al cruzar la ciudad, mientras la gente salía y nos aplaudía, como a todos.

Cuando comenzamos la lenta ascensión al volcán, las cosas realmente se pusieron buenas: una cosa era trotar por el asfalto y otra muy distinta las laderas de un volcán, algo escarpadas y compuestas de una mezcla de tierra suelta y ceniza vieja. El sol realmente abrazaba y la desazón cundió en nuestro pequeño grupo al ver que tardábamos demasiado en ascender la primera loma,… mientras que una radio anunciaba por medio de altavoces, que ya había llegado el primer maratonista a la cima.

Convencidos de que no habría ya una emotiva competencia (por lo menos para nosotros), decidimos tomarlo más bien como una excursión al campo, y sin importarnos ya que los demás competidores nos rebasasen. Cada uno de los integrantes de mi grupo tomaba las cosas a su manera. Luis, el más fornido y deportista de todos, era casi una máquina y ni siquiera movía un músculo del rostro cuando asaltábamos una elevación difícil. Juan Manuel, algo soñador, lo veía todo como una aventura y francamente lo disfrutaba. Yo, por mi parte esperaba no ser derrotado por el volcán (el año anterior no había podido llegar a la cima), y trataba de esforzarme. Omar, el eterno negativo del grupo, al poco rato ya refunfuñaba por el sol aplastante y el polvo. A casi una hora de avanzar por las faldas del volcán, se hizo el silencio: la ciudad quedaba atrás y no se sentía ni el vuelo de una mosca en la desértica inmensidad del lugar: era un silencio inquietante que no he vuelto a sentir jamás.

De pronto, al terminar de rodear una loma, nos dimos de lleno con algo que no esperábamos: un cementerio clandestino. En muchas ciudades de mi país es común que los más pobres eviten enterrar a sus difuntos en los cementerios oficiales por los altos costos, así que, simplemente buscan un lugar algo alejado de la ciudad y los entierran ahí. Con el paso del tiempo, otros les siguen el ejemplo. No es raro también que ahí se entierren personas que murieron de formas, digamos que "oscuras". Alguna vez había visto algunos, desde el asiento de un bus, al viajar.

Este en particular era inmenso: cientos, quizás miles de cruces sembraban el suelo en total desorden. No había nadie ahí y mi grupo de amigos y yo comenzamos a cruzarlo con el cauteloso silencio y respeto que uno tiene al ingresar en un camposanto. Definitivamente nos habíamos perdido: ¡en ningún punto de la ruta del maratón se indicaba que debíamos atravesar un cementerio!. Al comentarles eso al grupo, todos decidimos que lo mejor era ir hacia el otro extremo del cementerio, ya que remataba en una colina bastante alta y desde ahí podíamos tratar de avistar a los otros competidores.

Mientras lo cruzábamos, no dejábamos de sentir una rara sensación de ser observados. Prácticamente todos comenzamos a mirar esas cruces que mostraban con caligrafía de primaria, los nombres, fecha de nacimiento y defunción. En algunos casos tenían al centro de la cruz las fotos de los difuntos, que parecía que nos seguían con sus miradas vacías. Realmente nos sentíamos unos intrusos en aquel lugar. El viento comenzaba a soplar, agitando las coronas de flores de papel, llenado de pronto el lugar de mil y un sonidos extraños.

Al final de nuestro grupo, Omar se había quedado leyendo la inscripción de una cruz muy grande, de color negro: la miraba mientras mascullaba algo. El había estado particularmente molesto desde hacía buen rato: el calor, el polvo que levantaba el viento, todo en su conjunto, le estaban haciendo pensar que debía desquitarse del trance de alguna forma. Sin razón alguna, levantó el pie y soltando un insulto, echó al piso la cruz de una patada. "¡Que haces loco!" -, le resondré. "¡Bah! -respondió encogiéndose de hombros-,"ya están muertos, ¿a quién le importa?,…".Todos los demás se aunaron a reprochar su proceder. Sin hacernos caso, Omar comenzó a caminar hacia la colina. Juan Manuel se apresuró rápidamente a volver a colocar la cruz en su sitio.

Tras ese incidente, no tardamos mucho en llegar a la cima de la colina: pudimos observar a los demás competidores y corrimos a retomar la ruta. A partir de ese momento, todo el resto del trayecto transcurrió en medio de bromas, risas y fotos para el recuerdo. Nos olvidamos de lo que hizo Omar; en realidad éramos grandes amigos y no podíamos estar molestos mucho tiempo.

Al caer la tarde, tratamos de apresurarnos para llegar al campamento base, ubicado a la mitad del volcán, para pernoctar y luego subir a la cima, para ver el amanecer desde ahí,... pero el ascenso era difícil y la noche nos agarró casi 400 metros más abajo. De nuevo solos, nos aprestamos a pasar la noche: nos abrigamos con todo lo que llevamos, comimos algo y, como no habíamos llevado una carpa, comenzamos a excavar un poco en la tierra para colocar ahí nuestras frazadas para dormir hombro con hombro y darnos calor: un viejo truco para pasar las frigidísimas noches en los andes. Rápidamente la temperatura bajó a cero grados. Como no había ahí nada que quemar, nos contentamos pasándonos una botella con un poco de pisco que habíamos llevado. Habíamos escogido para pernoctar un andén abandonado al lado del camino de ascenso al campamento, donde había un horno de carbón natural, también abandonado. Frente a él descansaba un inmenso peñón al lado del camino.

El frío nos obligó muy pronto a acostarnos lado a lado; la vista era excelente: veíamos así acostados el camino por donde habíamos venido, y muchos kilómetros más allá, las luces de la ciudad. Alzando la vista, podíamos ver la preciosa noche estrellada y la lluvia de estrellas fugaces de agosto. Pasaba la medianoche cuando, conversando de trivialidades, "algo" que se hallaba detrás de nuestras cabezas,… y que hizo llegar a todos nosotros una ventisca helada, mucho más helada, si es que podía sentirse aún, en aquel lugar: sorprendiéndonos, un tipo cruzó por en medio de nosotros, que permanecíamos acostados en el suelo.

Nos quedamos helados: era un hombre, de mediana edad, vestido con pantalón ligero, camisa blanca de manga corta y unos zapatos bastante pasados de moda. Nadie dijo nada, ¡en verdad nadie supo como reaccionar!, mientras el sujeto ese caminaba por el andén para terminar sentándose en una roca frente a nosotros, y observándonos muy fijamente. Casi instintivamente, todos comenzamos a mirarlo, a la vez que sacábamos nuestros cuchillos de monte, y que todos habíamos llevado. Un fuerte destello que salió de donde estábamos (el cual explicaré luego), lo iluminó por completo. Ahí lo pudimos ver con detenimiento: tendría unos 30 años, y por el pelo largo con patillas, y zapatos con un enorme taco, se diría que vestía a moda de los sesentas. Lo que nunca olvidaré era su mirada fija y dura. Estaba molesto y parecía que nos odiaba. No sabíamos que hacer.

Omar, que era algo más resuelto finalmente le habló: "¿quién eres?,…” -preguntó primero sin recibir respuesta-, "¿este andén es tuyo?". Nada: el sujeto ese sólo nos miraba. Sentado y sosteniendo su cabeza con ambas manos. Finalmente, y sin explicarnos por qué, Omar le pidió que nos permita quedarnos ahí y le pidió disculpas. Tras unos minutos que parecieron eternos, se incorporó y afirmando con la cabeza, como un matón de barrio, que así te hace saber que espera volverte a ver, comenzó a caminar hacia atrás del peñasco.

Preocupados de que fuese un delincuente y que tuviese compañía, Omar, Luis y yo corrimos tras él, mostrando los cuchillos. Apenas llegamos al peñón, nos dimos cuenta que el sujeto simplemente se evaporó.

"¡Trae las linternas!"- le gritó Omar a Juan Manuel, que se había quedado atrás petrificado de miedo. No tardamos casi nada en desgarrar la oscuridad de la noche con la luz de las linternas: no había nadie ahí. El camino que habíamos recorrido estaba ahí desierto,… ¡habíamos tardado casi media hora en subirlo y era imposible que alguien lo bajase en el escaso minuto que el desconocido había tardado!!!.

Salvo el peñón, no había dónde ocultarse: Todo el lugar era monte pelado. Regresamos adonde dormíamos a insistencia de Juan Manuel, que estaba sumamente nervioso. Las preguntas comenzaron a aparecer: ¿quién era?, ¿qué quiere?, ¿en mangas de camisa con este frío de -5 grados?, ¿de dónde viene si la ciudad está a kilómetros?, ¿un loco? un ladrón?,... no teníamos respuesta alguna.

Al regresar adonde estaban nuestras frazadas, Omar me llevó a un lado mientras Juan Manuel trataba aún de encontrar al desconocido con la lámpara. "Mira" -me dijo. ¡Se me heló el espinazo: el tipo había pasado por en medio de Omar y de mi,... pero las frazadas no tenían ninguna huella encima,... era como,... si el tipo hubiese levitado encima,... o que no tuviese pies,...!!!! Aquella noche decidimos hacer guardia por turnos: en realidad nadie casi durmió. Juan Manuel fue el primero y yo lo veía de rato en rato, mirando nerviosamente a la oscuridad, aferrando su cuchillo, sobresaltándose cada vez que el viento ululaba. Fue una noche muy difícil.

Al día siguiente, despertamos muy tarde. No ascendimos al campamento base. En verdad, todos nos queríamos ir de ahí ya. Casi no hablamos del asunto en el trayecto de regreso; nadie sugirió siquiera seguir la ruta del cementerio. A media mañana, casi llegando a la ciudad, Juan Manuel se detuvo a tomar una última foto del volcán, y que se erguía majestuoso aquella mañana soleada. Ahí nos lo contó:

"…¿Saben?, casi me olvido: le tomé una foto a ese tipo anoche". Todos estallamos en júbilo. Hasta ese momento, todos pensábamos que habíamos tenido visiones. Si había una foto, teníamos una prueba de que diablos había pasado. Comenzamos a caminar alegres, hasta alguien se atrevió a decir que, si se trataba de un fantasma, podríamos ganar buen dinero vendiendo la foto a una revista extranjera. Días después pudimos ver el rollo revelado: la foto esperada no existía. Lo natural es que en una noche tan oscura, saliese una imagen también oscura, pero no,... la foto salió totalmente blanca, como si en vez de haber tomado un peñasco, hubiese Juan Manuel apuntado la cámara contra una hoja de papel. Para los entendidos, no tiene ningún sentido. Otras fotos que nos habíamos tomado en el mismo lugar unas horas antes, estaban oscuras, pero nosotros sí salíamos muy nítidos.

Ahora que todos tenemos unos 34 años, no es raro que recordemos acerca de lo sucedido, cada vez que nos reunimos. Aún somos muy buenos amigos. Con Omar hablo de vez en cuando de aquella noche; él cuenta la anécdota cada vez que puede, y su rostro se vuelve sombrío cuando le preguntan acerca de que cree él que ocurrió: ".....en verdad, no lo sé..."-, responde gravemente. Un día le pregunté yo, si no creía que pasó aquello por que él pateó esa cruz en el cementerio. Omar se sorprende y dice que no recuerda haber pateado ninguna cruz,... pero yo sé que miente.

California es donde más avistamientos de ovnis se reportan en EEUU, según dos expertas


El estado de California ocupa el primer lugar a nivel nacional en avistamientos de ovnis, según lo aseguran Cheryl Costa y Linda Miller, las autoras de un libro que recopila los reportes de objetos voladores no identificados hechos en todo el país.

Son ufólogas (una palabra formada a partir de las siglas UFO: unidentified flying object), lo que quiere decir que se dedican al estudio del fenómeno ovni. Este mes publicaron el libro "UFO Sightings Desk Reference: United States of America 2001-2015", donde analizan el supuesto número de avistamientos de ovnis en el país y crean una guía de referencia a partir de las bases de datos de los grupos ‘ The National UFO Reporting Center’ (NUFORC) y Mutual UFO Network (MUFON).

Ambas organizaciones se dedican a recolectar testimonios, fotos, videos y otros datos relacionados con el supuesto avistamiento de los platillos voladores y los extraterrestres.

Costa, residente de Nueva York y una columnista para el semanario Syracuse New Times, explicó que para completar la guía, ella y su colega se dieron a la tarea de evaluar los avistamientos documentados por NUFORC y MUFON desde 2001 hasta 2015.

Las autoras indican que más de 120,000 avistamientos fueron reportados en EEUU entre 2001 y 2015 y de esa cifra aproximadamente 16,000 se originaron en California. Solo en el condado de Los Ángeles se reportaron 3,200 supuestos avistamientos de ovnis.

Los más recientes, de acuerdo con los datos de NUFORC, se produjeron este año durante el mes de marzo en las comunidades de Miramar, Van Nuys, Palm Springs, Riverside y San Diego.

El 'Estado Dorado' es seguido por Florida, Texas, Washington, Pennsylvania y Nueva York, respectivamente. Arizona alcanzó el séptimo lugar, mientras que Illinois, Michigan y Ohio cerraron la lista de los 10 estados con el mayor número de avistamientos de ovnis.

“Muchos de los avistamientos suceden cuando las personas salen a fumar o andan afuera caminando con el perro”, dijo la coautora.

Una de las tendencias que notaron a través de su investigación, agregó Costa, es que la mayoría de los avistamientos suelen reportarse en la primavera y el verano.

(FUENTE:  univisión.com)

José José ¿practica la santería para salvarse del cáncer?



“Me hicieron análisis de arriba abajo y me encontraron un problema en el páncreas, que es un tumor chiquito en la cabeza del páncreas, lo que ha motivados a que esté  tan delgado y tan flaco”.

Afirmó el cantante a su público, mientras movía sus manos y dejaba ver sus pulseras, dos en una mano, que son utilizadas en la santería, para curar males y alejarse de las malas energías. 
“El doctor me dijo, tú has recibido cosas negativas, traiciones, las más dolorosas, las mentiras que inventan, las agresiones, todo eso lo van recibiendo los órganos y por eso tu páncreas recibió una agresión gigantesca, no te preocupes es muy pequeño, lo vamos a sacar adelante”. 

Diario BASTA! platicó con el santero Miguel Marín, quien explicó sobre el uso de estas pulseras. 

“Son protecciones, bastante buenas, fuertes, para que no muera de manera inesperada, o protegerlo de enfermedades. Ayuda a que la persona mejore su situación, pero tiene que poner de su parte en los otros tratamientos médicos”. 

Sin embargo, en esta religión estas pulseras tienen su nombre.
“Las pulseras de su mano derecha parece ser una de las 7 potencias, se relaciona con la santería, pueden venir de los santos católicos, la otra parece una de caracoles en forma de rosario, la otra bien podría ser por los colores verde y amarillo, se llama Idé de Orula, es un santo que se le relaciona con San Francisco de Asís, es el que hace un pacto con Ikú, un espíritu de la muerte, este con el fin de que las personas no mueran de una manera inesperada”, finalizó el conocido santero.

(FUENTE: debate.com.mx)

"I am a hero": El dibujante manga contra el zombie



Que un subgénero tan saturado, y tan sobredimensionado, como el del terror zombie haya legado en los últimos meses dos películas tan atractivas, ambas procedentes de Oriente, como Train to Busan y I am a hero, demuestra que los dogmas de fe respecto del fin de tal o cual vertiente cinematográfica simplemente no existen.

El coreano Yeon Sang-ho lograba detener el continuo, y global, desvarío del muerto viviente con puro lenguaje narrativo, continuas ideas audiovisuales, y un espíritu lúdico que huía de la grandilocuencia para autoafirmarse en el efervescente entretenimiento. Y el japonés Shinsuke Sato lo logra con dos virtudes que en principio poco tienen que ver la una con la otra, los efectos digitales y de maquillaje, y el sentido del humor, con las que se basta para componer una descacharrante odisea de terror cómico de deslumbrante imaginería secuencial. Eso sí, la perfección de Train to Busan y de los dos primeros actos de I am a hero no se prolonga en un demasiado largo tercer acto de sorprendente tedio en comparación con lo anterior, y, lástima, que acaba tomándose en serio con una impostada gravedad, ambientada además en un territorio demasiado transitado por la marca zombie: el centro comercial.

Salvaje, sangrienta y dionisiaca, aunque con un jocoso toque de reivindicación sociolaboral en torno al manga, que un personaje define como el "orgullo nacional" japonés, la película de Sato sabe aglutinar el estallido gore con algunas de las líneas de metalenguaje cómico más delirantes del cine reciente, como esas que expulsa un dibujante mientras machaca la cabeza de su jefe con furia de empleado y bate de béisbol, al grito de "¡Así aprenderás a no acostarte con todas... y a no pedir que estén dibujados los fondos en menos de tres horas!".

(FUENTE: cultura.elpais.com)

La ciencia asegura que quien es infiel una vez no podrá dejar de hacerlo nunca


La infidlidad es un tema complicado en las relaciones, y muchas veces perdonamos la mentira con la esperanza de que la otra persona cambie. Sin embargo, la ciencia ha confirmado que eso no pasará pues quien es infiel una vez lo volverá a hacer.

Un estudio publicado en la revista Nature America titulado "The brain adapts to dishonesty" ha comprobado que una mentira o una infidelidad que es perdonada se vuelve a cometer en el futuro.

La razón de esto es que el cerebro entiende el perdón, o la falta de consecuencias, como un signo de que no pasa nada, por lo cual guarda la acción de engañar como algo normal.

Con el tiempo la persona infiel irá perdiendo conciencia de que lo que hizo está mal y continuará realizándolo.

"Creemos que la falta de respuesta en los actos de deshonestidad, se verá reflejada [también] en la respuesta emocional", aseguraron los científicos. Lo que significa que con el tiempo aprenderá a mentir mejor.

Lo peor es que conforme el cerebro vaya aceptando que la deshonestidad está bien, también podría ir aumentando el nivel de gravedad del acto. Por ejemplo, si al principio tu pareja te mintió sobre dónde o con quién estaba, después podrá mentir sobre sus encuentros sexuales con otras personas sin sentir culpa.

Y una vez que el cerebro entiende la mentira como algo bueno, muy difícilmente se podrá revertir o volver a ser honesto, pues la semilla se quedará plantada en el inconsciente de forma permanente.

Así que, si estás a punto de perdonar una infidelidad, más vale que lo pienses dos veces antes de hacerlo. 

(FUENTE: telemundo.com)

México: Mujer fantasma se aparece en primaria de Meoqui


En las noches la figura fantasmal de una mujer se introduce a una bodega contigua al salón principal de la escuela primaria Benito Juárez 2048, donde el espectro arranca melodías a una antigua pianola que, quien las escucha, no puede menos que sentir la piel de gallina ante semejante manifestación del más allá.

La anterior es una de las leyendas que han surgido de las aulas del vetusto plantel, el más antiguo del municipio de Meoqui y una de los pocos de la región que todavía conservan su estructura y arquitectura original.

La escuela 48, como es conocida por los habitantes de la cabecera municipal, comenzó a construirse hace más de cien años cuando el 1 de enero de 1907 se colocó la primera piedra del edificio, en la cual se grabó con cincel la inscripción donde consta que los trabajos iniciaron esa fecha.

Alfonso Ramos González, historiador y cronista de Meoqui, refiere que la construcción del plantel se vio interrumpida por el estallido de la Revolución Mexicana, por lo que fue necesario usar un inmueble alterno para impartir las clases y éstas se retomaron en 1917, pero no fue sino hasta nueve años después que la escuela fue terminada, dato que consta en una placa en la cual se lee: “Este edificio escolar se terminó y fue inaugurado durante la administración del Coronel Jesús A. Almeida, Gobernador Constitucional del Estado. Meoqui, Chih. Septiembre de 1926”.

Según otra de las leyendas que circulan en la comunidad, la cantera que decora la fachada del plantel escolar fue traída del cementerio, lo que le da cierto toque de misterio al edificio, cuyo estilo arquitectónico -explica el cronista Ramos- es francés neoclásico.

El inmueble de gruesos muros de adobe conserva su pórtico y salón central, así como las primeras aulas ubicadas a los lados. Hacia la década de 1940 se amplió con la construcción de nuevos salones, lo que cambió la fisonomía de la escuela.

De aspecto tétrico por la oscuridad, el salón central mantiene todavía la duela de madera original y un templete del mismo material al que se accede a través de escalones que rechinan al ser pisados. Este salón es usado para los eventos propios de la escuela, como festivales, obras de teatro y graduaciones, pero en el pasado funcionó también como salón de baile y cine, ya que en el muro del fondo se proyectaron las primeras películas que los meoquenses presenciaron en los años 20s.

Al igual que otros edificios y casas antiguas, la escuela 48 tiene sus leyendas de aparecidos. Alfonso Ramos refiere que más de dos personas han visto en las noches a una mujer vestida de blanco que sale de uno de los salones y que se pierde en el terreno trasero del plantel. Y es que, según cuentan vecinos, antiguamente corría por ahí una acequia en la que se ahogó una dama.

La cuidadora de la escuela, una mujer de la tercera edad, comenta que en una ocasión vio a una niña que cruzaba por el salón central, lo cual no tendría nada de extraordinario si no fuera porque las clases ya habían terminado y porque el plantel educativo estaba cerrado. Menciona también que con frecuencia se escuchan voces en las aulas, siendo varias personas las que afirman haberlas oído.

Una maestra cuenta por su parte que en una ocasión sintió que alguien le daba una palmada en el hombro, pero al voltear no había nadie.

Sin embargo, las experiencias anteriores no se comparan con otra aparición fantasmal que se presenta en una bodega. Muchos aseguran haber visto el espectro de una maestra que, dicen, en las noches se mete al cuarto donde guardan los trebejos para tocar una pianola antigua a la cual arranca escalofriantes melodías que le quitan el sueño a cualquiera.

La pianola en mención data de 1897 y todavía funciona, aunque le falta la madera que cubre las cuerdas de las teclas. Alfonso Ramos, el cronista meoquense, refiere que era usada en las clases de música que se impartían en la escuela, así como para amenizar las funciones de cine mudo que se proyectaban en el salón principal.

Ramos señala que la pianola fue ensamblada a mano en la ciudad de Richmond, Indiana, así mismo, destaca que en Meoqui hubo otros dos órganos similares: el de la iglesia del Santuario y el de la parroquia, que fue robado por amantes de lo ajeno en 1999 y hasta la fecha sigue desaparecido.

Los que sí aparecen son los espectros fantasmales en el interior de la escuela, pues “aquí todo mundo ve aparecidos,” dice la vigilante del colegio al mirar la vieja pianola.

(FUENTE: elheraldodechihuahua.com.mx)

13 tips para reconocer a un brujo(a) estafador



Por: Reynaldo Silva Salas.

A pocos días de un aniversario más del día en que, este humilde blog "Crónicas de Mundos ocultos" diera a luz, he decidido -con no poco gusto y satisfacción, valgan verdades-, el volver a publicar el que, de largo ha sido nuestro post más leído y copiado, hace ya casi seis años: el motivo de compartir de nuevo esta información acerca de las estafas en el mundo de la brujería, se debe a la postura de ciertos individuos, ocultos en la sombra del anonimato, que se dignaron en comunicarse conmigo para, presionarme, amenazarme y conminarme a borrar este post y su información, porque perjudica a sus intereses (¿les perjudican los interese o los comentarios publicados de los lectores?, no lo precisan,...),... o caso contrario, y cito "...crearán blogs y foros para calumniarme y dejarme muy mal en toda la internet",... 

En fin, para no hacerla larga, acá cuentan con mi respuesta: a más "indignación" por lo que publico, más lo publico y lo actualizo; como reseñé líneas arriba, este post tiene ya casi 7 años de publicado; ha sido copiado por centenas de foros, blogs y páginas -incluso muchas, de temática religiosa, cristiana y evangélica-, por lo que dudo muchísimo que esta supuesta "campaña" en contra de las supuestas difamaciones que publico, tenga éxito: para lo demás, dejo al lector este texto de mi autoría -y a mucha honra,...-,para que lo lean y saquen sus propias conclusiones, y a los que pretenden callarme, pues "aires y buen viento", que no son ni los primeros ni los más intimidantes que alguna vez han tenido el atrevimiento de sugerirme tal cosa,...

13 tips para reconocer a un brujo(a) estafador

Desde que ingresé en los medios de comunicación, me interesé por llevar la mi público, la verdad del esoterismo y las Ciencias Ocultas a todo el mundo. No es fácil cuando, además de existir una inmensa ignorancia en esos temas, tenemos que agregarle que existen cientos de individuos que pescan incautos a diestra y siniestra, aprovechándose de esta falta de conocimiento de la gente. En el mundo esotérico existen más charlatanes y estafadores que tinterillos en la abogacía por ejemplo-, sólo con esa pequeña aproximación podrá hacerse una idea el lector del asunto: si el desprestigio existente en la carrera de Leyes se debe a que, para el público, de cada 10 abogados, 7 son considerados “unos timadores”, en la parapsicología podría ser, digamos, de 10, unos 9.

Y no es algo que diga yo por puro antojo: en una carrera que, valgan verdades, no es carrera (en nuestro país y en la mayoría de Latinoamérica, no existen institutos educativos para aprenderla), y por lo tanto, no existe la forma de saber a ciencia cierta, el nivel de conocimientos de alguien que practica el esoterismo a nivel profesional. Igualmente, es muy difícil descubrir de primera impresión, las cualidades éticas y morales de un especialista en cuestión. Durante el tiempo que realizo este trabajo, puedo contar por cientos los testimonios de personas que me han visitado, y me han dado testimonio de desagradables experiencias de todo calibre, sufridas con estafadores y charlatanes con los cuales tuvieron la desdicha de toparse.

En “Mundos Ocultos”, mi programa esotérico (en cada etapa del mismo), he hecho el esfuerzo de cambiar, en la medida de lo posible, la percepción de la gente con respecto a las Ciencias Ocultas, y parte de ese esfuerzo pasaba obligatoriamente por “desenmascarar” a estos individuos. Sin mala leche, pero sí develando algunas claves acerca del “modus operandi” de los estafadores, me dí a esta humilde cruzada. El público respondió muy bien, incluso dándome más testimonios y solicitándome esta lista de “tips” para enviarla a sus amigos por el Internet. Obviamente, también me gané más de un enemigo (pueden uds. imaginarse quiénes,...), que despotricó de mí, en sus respectivos programas radiales y de televisión.

Para un escéptico del mundo paranormal, este listado podrá parecerles más que obvio, pero hay que recordar que muchas personas creen firmemente en el esoterismo, y que muchas veces, es muy fácil obnubilarse por un problema, y terminar buscando ayuda donde no la encontrará. Sin más, les presento estos tips para no ser engañados por nadie. Espero les sea de utilidad.

13 TIPS PARA RECONOCER A UN CHARLATÁN O ESTAFADOR 

TIP No. 1: jamás utilizan su nombre verdadero
Es el primer aspecto que los hace fácilmente reconocibles: nombres como “La bruja Merlina”, “Maestro José” o “El chamán de Huancabamba” son la forma preferida para autonombrarse de un típico estafador(a). Es cierto que en muchas escuelas esotéricas, es frecuente que un brujo “sea rebautizado” con un nombre “mágico”, pero éste es usado exclusivamente para ser conocido por él, y por las entidades mágicas con las que se trabaja. No es para usarlo en público, y sólo debe ser conocido por el brujo y un círculo muy estrecho de gente. Los charlatanes usan esta costumbre para, darse “un aura mistérico” (una forma mal entendida de “nombre artístico"), y sobre todo, para no dar facilidades para ser identificados, algo muy similar al uso de los alias por los delincuentes comunes, y que es usado precisamente, cuando "algo les sale mal", y deben enmascarar su identidad, para "seguir en el negocio".

TIP No. 2: utilizan algún pseudónimo estrafalario
No es raro que el primer tip y el segundo vayan juntos. Autobombos tales como “El azote de los infieles”, “La Diosa del Amor” o "El brujo Mayor de (pónganle el nombre de la localidad ó país de su preferencia), son utilizados para, con tales denominativos (que obviamente escogen ellos mismos), cautivar a gente ingenua: su principal filón de ingresos económicos.

TIP No. 3: son brujos "todo en uno”
Muchos estafadores, para darse más “peso”, optan por usar este fórmula en su propaganda: “Parapsicólogo, mentalista, espiritista, ocultista, quiromántico, cartomántico, etc, etc, etc”. Un absoluto “engañamuchachos”. ¿Usted iría a verse con un “doctor-cirujano-dentista-oculista-podólogo? 

TIP No. 4: se hacen llamar “Doctor” o “Licenciada” sin serlo
Otro clásico autobombo de un charlatán. Como lo dije antes, en el Perú y en muchos otros países, no existen escuelas, institutos o universidades que brinden la carrera profesional de Parapsicología o afines. Un verdadero Parapsicólogo es un profesional dedicado a investigar los fenómenos paranormales. Puede leer el Tarot, pero no es su actividad principal, por ejemplo; por lo que, si un individuo dice tener un doctorado o una licenciatura en Parapsicología o Astrología, piense que esos títulos (en el Perú, por ejemplo), no son reconocidos por el Estado, y eso en el caso que sean reales. Un caso inaudito que ví en Arequipa es una “dupla” de estafadoras (madre e hija), que llegan al caradurismo de que la madre dice ser “Doctora” y por tanto, su hija es “Licenciada”, sólo “per se”.

TIP No. 5: dicen estar “compactados” ó “pactados” (supuestamente quiere decir, “pactados con el Diablo”)
A mí, este “término”, más me suena a auto compacto. Una forma habitual de “enganchar” con una clientela que lo que más busca es hacerle daño a alguien que se haya ganado su odio,... ya sea con o sin razón. No son pocas las personas que consideran que deben recurrir a la Magia Negra 

TIP No. 6: dicen que “les cayó un rayo” y que desde ahí, tienen sus poderes para lograr lo que desea, cueste lo que cueste. Generalmente, el chiste les cuesta muy caro en todos los aspectos. Es un boleto seguro a la estafa ir donde alguien que se anuncia como “el único que ha pactado con el Diablo”. Sólo pónganse a pensar: si hizo un “Pacto con el Diablo”,... ¿qué rayos hace leyendo las cartas?, ¿no debería ser millonario y vivir en una mansión,... en el caribe por ejemplo?,....

Un tipo de embuste muy común en el Perú y los países andinos. Tradicionalmente, se considera -en algunas culturas antiguas-, que si una persona recibe la descarga de un rayo y sobrevive, queda “tocado por los dioses”, pudiendo a partir de ese momento, contar con poderes sobrenaturales. Cada año en el Perú, unas 20 ó 30 personas son impactadas por un rayo: muy pocas sobreviven. Pero los charlatanes que aseguran que les pasó eso, suman cientos. Los verdaderos brujos andinos que han sido “tocados”, detestan a este tipo de embusteros.

TIP No. 7: se mueren por enseñarte, sus fotos con los famosos
Existe la creencia entre cierto sector del público, que un esotérico “es bueno si tiene como clientela a los famosos”. Alguna vez una chiquilla me eliminó automáticamente por que no tenía “fotos con los famosos”. La verdad es que un verdadero profesional (en todas las ramas), no se vanagloria de su clientela,… a menos que sea cirujano plástico. En realidad, el obtener fotos con los famosos es más que sencillo: sólo se necesita un “brujo” estafador con algo de dinero y un reportero o fotógrafo de un medio de prensa que acepte el soborno. Van juntos a una conferencia de prensa o a una firma de autógrafos: el estafador se acerca al famoso con un regalo, y haciéndose pasar como un “fan”, se toman la foto juntos. Kenita Larraín no sabe –ni le interesa saber-, quién es “El brujo de las Huaringas”, por dar un ejemplo. Así, la inocencia del famoso en cuestión es aprovechada por el estafador.

TIP No. 8: les encanta, les aloca y les fascina el oro
Signo distintivo del charlatán. Necesita mostrar a los demás -y a sí mismo-, “su éxito”. Es muy frecuente verlos forrados de oro (cadenas, pulseras, anillos, relojes), al mejor estilo de los cantantes de ahora. Cuando un brujo, viendo que sus “honorarios” son tan altos que no los puede pagar, te dirá “que también acepta joyas de oro”, estás frente a un hombre que vive a salto de mata: acostumbran o usar las joyas para mejorar la imagen de su “estatus” o, más frecuentemente, para empeñarlas una y otra vez, cuando los problemas de dinero los aquejan, lo cual es muy frecuente en ellos.

TIP No. 9: no importa cuál sea tu problema, te dirá “que te han hecho Daño” (brujería)
¿Te dejó tu marido por una supermodelo?, “te han hecho “Daño”, ¿se inundó tu tienda?, “te han hecho “Daño”, ¿te despidieron del trabajo por robar dinero de la caja?, “te han hecho “Daño”; ¿perdió Alianza Lima?, “te han hecho “Daño”,….y así infinitamente. Es la eterna muletilla del estafador. Siempre buscarán la forma de sacarte la mayor cantidad de dinero la mayor cantidad de veces posibles. Si eres mujer y te dice que la única forma de acabar con el maleficio es un ritual a medianoche, los dos a solas o que debes de beber una “poción”, cuidado; sus intenciones pueden ser otras,...

TIP No. 10: te prometen “1,000 % de efectividad” en sus trabajos
Quien necesita ofrecerte tal nivel de eficacia para convencerte, se ha dado cuenta que te está perdiendo como potencial “cliente”. Puede parecer una aseveración exagerada de mi parte, pero lo he visto en más de un anuncio o volante. Que yo sepa, el único que logró niveles porcentuales tales, fue Alan García con la inflación, en su primer gobierno,... 

TIP No. 11: quieren venderte como sea “su poderoso amuleto traído de tierras lejanas”
Una cruz bautizada por agua del río Jordán o una estrella de siete metales. Puede ser cualquier cosa, pero indefectiblemente es un chiche que no vale más allá que el costo del metal en que está hecho, pero te lo vendrá a un precio astronómico, “por que está ritualizado”. No piensen mal de mí, yo creo también en los amuletos, pero no al nivel de pagar lo que sea por uno de ellos.

TIP No. 12: si sus trabajos no resultan, te echan la culpa “por que no tienes Fe”
Si lamentablemente llegaste hasta esta situación, quiere decir que no hiciste caso a las once anteriores y finalmente caíste en las manos de un charlatán estafador y estás llorando por los platos rotos. Resígnate; podrás gritar, renegar, patalear amenazarlo con traer a la policía y no lograrás nada. Te cerrará la puerta, se cambiará el nombre y cuando pongas una denuncia, te darás con la sorpresa de que no eres la primera en hacerlo, pero que ninguna prosperó, por que los(as) denunciantes no se presentaron “por vergüenza”. O tal vez te pase lo peor: que te convenza de puede arreglar el asunto: “con un ritual infalible, que no te costará mucho”. En fin…

TIP No. 13: déjate llevar por tu instinto,...
Este es más bien, un consejo esotérico: mucha gente me ha preguntado cómo saber quién realmente te puede ayudar. Mi experiencia me permite darles este consejo: todos tenemos un instinto innato para reconocer a primera vista, si alguien puede ayudarnos o no, solo basta reconocer las señales; si "algo" nos dice que esa perosan que tenemos es de confianza, si nos hace "sentir paz" o si el ambiente donde nos recibe (oficina, tienda esotérica ó su propia casa), nos hace sentir "cómodos,... sin deseo de irnos", entoces es la persona adecuada. Si por elcontrario la persona en cuestión nos "hace sentir miedo", ya sea él/ella o su consultorio,... entonces es mejor retirarse de inmediato. "Eso" que nos avisa lo que he explicado es nuestro sexto sentido: todos lo tenemos y nunca nos fallará en esos momentos. Para una persona que haya tenido una decepción con una amistad o una pareja, le será muy sencillo diferenciar entre "me siento en confianza" y "me están engatusando,... como siempre", por lo que también nos es improbable, ser engañados por nuestro sexto sentido, a menos, claro, que DESEEMOS ser engañados,...


jueves, 30 de marzo de 2017

Fallece ‘Enriquito’, el sacerdote mayor de la santería cubana


El célebre sacerdote de las religiones afrocubanas Enrique Hernández Armenteros, conocido popularmente como “Enriquito” o “Tata Nganga” y el de mayor edad de Cuba, falleció el miércoles de la semana pasada a los 99 años en el barrio La Hata del municipio habanero Guanabacoa, que lo había declarado su “Hijo Ilustre”.

El “babalawo” (sacerdote) “Enriquito” era practicante de cuatro cultos de origen africano, principalmente el Palo Monte (Palero), procedente del Congo.

demás era miembro de la sociedad religiosa secreta y masculina Abakuá o Ñañiguismo, como también se conoce en Cuba; era devoto de la religión Regla de Ocha en la que estaba consagrado con el orisha Elegguá y pertenecía a la etnia Ifá, según él mismo explicó en varias entrevistas.

Conocido en la isla y fuera de sus fronteras, el santero mayor cubano recibió el legado de las religiones africanas directamente de su abuela materna, que fue una esclava conga, y “Enriquito” solía atribuir a ella su acercamiento a los dioses africanos.

En su casa, convertida en templo, poseía imágenes y atributos de orishas del panteón yoruba —que se sincretizan con la religión católica— como Babalú Ayé (San Lázaro), Ochún (Caridad del Cobre), Changó (Santa Bárbara), Obbatalá (Virgen de las Mercedes) y Yemayá (Virgen de Regla), entre otros.

Allí recibía desde hace décadas a personas de diversos lugares del país y también extranjeros, que solicitaban su ayuda espiritual por diferentes razones, y entre ellos se contaban más de sus 2,000 ahijados.

EL TAMBOR MAYOR CELEBRARÁ SU FIESTA EN CUBA CON PERCUSIONISTAS DE SEIS PAÍSES

El famoso santero cubano indicaba que las personas acudían a él en busca de solución a sus problemas. “Yo no, el orisha. Es él quien lo alivia” y “no todo puede solucionarse” porque “quien crea que todo se resuelve, es un fanático, y yo soy creyente, no fanático”, agregaba

“Enriquito” fue también el fundador en 1957 de la asociación cubana “Hijos de San Lázaro”, que desde el año 2001, cuando se autorizó la primera procesión, sale los 16 de diciembre con una imagen del venerado santo por las principales calles de Guanabacoa.

(FUENTE: elnuevoherald.com)

Tienes dos décadas para prepararte para el encuentro con los extraterrestres


Podrían existir miles de millones de planetas habitables similares a la Tierra, según declaró al periódico The Guardian el conocido astrofísico estadounidense Seth Shostak.

De acuerdo con el científico, que ha trabajado durante más de 25 años en el Instituto de Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (SETI, por sus siglas en inglés), "no suena ilógico pensar que no estamos solos y, si todos estos planetas son completamente estériles, tienes que pensar: 'Debe haber algo realmente especial y milagroso en la Tierra'".

Seth Shostak, que estima que en apenas un par de décadas entraremos en contacto con los extraterrestres, comparó la búsqueda de vida en el espacio con una visita de los neandertales al Museo Británico. La humanidad tiene mucho que estudiar de una sociedad "más avanzada que la nuestra". El astrofísico agregó también que esto podría "'calibrar' nuestra propia existencia".

Además de trabajar en el SETI, escribir artículos y tener su propio programa de radio semanal, Seth Shostak también es conocido como especialista invitado para asesorar en películas de ciencia ficción y colabora en programas de televisión populares. Sin embargo, declaró que "los directores solo utilizan un 30% de sus consejos". No obstante, subrayó que desempeña un trabajo de suma importancia, puesto que la mayoría de los futuros científicos encuentra su inspiración en la cultura popular.

Pero, ¿qué aspecto tendrán nuestros hermanos extraterrestres? De acuerdo con Shostak, los más avanzados no se asemejarán en nada a nosotros, pues se trata de criaturas 'postbiológicas'. De manera que, según él, se parecerán más a los robots o a mecanismos complejos. 

¿Y cuál es la razón? El hecho es que los alienígenas menos avanzados, similares a los neandertales klingon, no serán capaces de enviar señales visibles para los científicos terrestres, dado que carecen de la tecnología adecuada para ello.

En lo que respecta a la supuesta hostilidad de los extraterrestres, Shostack opina que "cualquier sociedad capaz de atacar la Tierra con misiles es lo bastante avanzada y ya sabe que estamos aquí, dado que hemos dado cuenta de nuestra presencia con señales de radio desde la época de la II Guerra Mundial". Shostak indicó que los extraterrestres no van a dejar lo que están haciendo para atacar las ciudades del planeta azul y subrayó que tienen seguramente lo mismo que tenemos aquí, excepto la cultura.

(FUENTE: mundo.sputniknews.com)

.'La cura del bienestar', terror lunático y extraño


El valor de 'La cura del bienestar' radica mucho más en lo que intenta que en lo que llega a conseguir. Tras pasar varios años atrapado en el fango de los 'blockbusters' —tres entregas de la saga 'Piratas del Caribe', cada una más inflada que la anterior, primero; la incomprensible adaptación de 'El llanero solitario' después—, ahora el director Gore Verbinski parece no haber tenido el más mínimo interés en el público masivo. Tampoco, es cierto, en asuntos como la claridad narrativa o la lógica.

La película no versiona un cómic ni un parque temático, tampoco es una secuela o un 'remake'. Es por tanto lo que conocemos como una idea original, aunque en realidad llamarla original sea excesivamente generoso. En cuanto vemos al antihéroe del filme, un cretino de Wall Street llamado Lockhart (Dane DeHaan), llegar a un siniestro 'spa' de los Alpes suizos en busca de su jefe desaparecido, resulta casi inevitable pensar en 'Shutter Island' —casualidad o no, físicamente DeHaan se parece a un hipotético hermano fumeta de DiCaprio—, y a lo largo del relato las referencias a otros títulos del cine de terror —de terror gótico, o terror psicológico, o terror corporal— se van apilando como revistas antiguas sobre el bidé. Y, sin embargo, 'La cura del bienestar' en todo momento se las arregla para ser una obra increíblemente extraña.

En parte tras comprobar que los pacientes del sanatorio —casi todos ellos viejos y ricos— han sido de algún modo inducidos a un estado de paz permanente por un inquietante doctor al que tratan como a un gurú, Lockhart empieza a acumular sospechas de que algo turbio sucede en el lugar. ¿O quizás es todo producto de su atormentada imaginación? Usando esa premisa como excusa, Verbinski dedica minutos y minutos de metraje a dar rienda suelta al mismo gusto por la densísima atmósfera de amenaza y la imaginería demencial que ya mostró en 'The Ring' (2002).

Gradualmente, Lockhart va penetrando en los misterios más profundos de la institución: ¿dónde está su jefe? ¿Cuál es el origen de la presunta enfermedad con la que los pacientes han sido diagnosticados y qué tiene de especial el agua que beben sin parar? ¿Qué es ese líquido contenido en botellitas de color azul que el personal del hospital consume gota a gota? ¿Quién es la extraña muchacha que deambula canturreando nanas? Y luego está el tema de las anguilas. Esta película está llena de anguilas, reales o imaginarias, que se filtran entre la madera o se hacinan en bañeras o se cuelan en las gargantas de la gente. 'La cura del bienestar' es la película con más anguilas en toda la historia del cine.

El sanatorio, obviamente, funciona de modo parecido al típico castillo de la literatura gótica: una construcción erigida sobre perversiones y transgresiones y pecados capaces de hacer temblar sus cimientos. Lockhart —y nosotros con él— pasa buena parte de la película explorando sus misteriosos pasillos y habitaciones secretas, y acumulando alarma y confusión mientras descubre frascos que contienen criaturas sumergidas en líquido color pipí y equipamiento médico más viejo que el picor, y va enterándose de las leyendas que circulan sobre el lugar, y mientras tanto Verbinski nos encandila por los ojos de tal modo que tardamos un rato en comprender que todas esas pesquisas no valen para casi nada.

Y así avanza 'La cura del bienestar', estirando el misterio a base de trucos visuales y pistas —algunas reales y otras falsas— y personajes que se comportan de forma tan estúpida que dan ganas de lanzar algo a la pantalla, y sometiendo regularmente a su protagonista a todo tipo de torturas físicas y traumas de infancia.

En el proceso, Verbinski va acumulando bocetos de ideas —sobre, por ejemplo, cómo nuestra obsesión por el dinero nos abocará a la locura— y unos 15 finales a cada cual más bobo y, perdónese la insistencia, imágenes impactantes cuya arbitraria lógica resultará genuinamente angustiosa para algunos y más bien irritante para el resto. Como resultado de su autoindulgencia, la película se prolonga hasta las dos horas y media de duración, dándonos así tiempo para asomar la cabeza por todos sus boquetes argumentales.

Y pese a todo, decimos, resulta casi inevitable admirar 'La cura del bienestar' por su lunatismo. Incluye incestos, violentos partos de animales, estancias llenas de cuerpos desnudos flotantes, personajes que literalmente se arrancan la cara y escenas de torturas odontológicas que hacen que la de 'Oldboy' parezca una visita rutinaria a Vitaldent.

El gran misterio de esta película, mayor que nada de lo que sucede en sus fotogramas, es cómo se las arregló su director para convencer a un gran estudio de Hollywood para que se la financiara. Aunque solo sea por eso, hay que quitarse el sombrero.

(FUENTE: elconfidencial.com)

Si tienes estos hábitos... ¡No eres una persona celosa ni envidiosa!


Aunque un poco de envidia (sana y no sana) no le hace mal a nadie, es el exceso lo que puede perjudicar nuestra salud. Según estudios, la envidia y los celos, en exceso, están relacionados con el incremento de estrés e incluso con el Alzheimer en el caso de mujeres,

El doctor Scott Bea, psicólogo clínico de la Cleveland Clinic, explica que “la gente segura de sí misma es del espectro contrario a los que son envidiosos/celosos. Estos últimos tienden a querer sobre controlar todas las situaciones en sus vidas”.

Aquí te dejamos 8 hábitos que reflejan que una persona no tiene problemas con la envidia y puede vivir de lo más feliz sin tener que mirar lo que tiene o no tiene la persona de al lado.  

Las personas que no son celosas o envidiosas se rodean de gente en la que pueden confiar
Esto puede parecer obvio, pero es importante recordarlo. El entorno con el que nos rodeamos afecta cómo nos sentimos. Si estamos cerca de gente que es segura de sí misma y que confía en nosotros, lo más probable es que nosotros caigamos en el mismo patrón.

Esto también significa que nosotros debemos apoyar a quienes nos rodean para que sientan lo mismo. Aunque se junten con alguien más que no sea nostros. Esto irá creando un sentimiento de seguridad en ti misma/o.

Tienen un gran sentido de valor propio
El síntoma clave de tener un alto grado de seguridad es amarse a uno mismo. Si estás cómodo contigo mismo y tienes alta tu auto-estima, entonces no tendrás razones para envidiar ni sentir celos.

Esto es incluso más fuerte en el caso de adolescentes, según un estudio de 2005.

Celebran el éxito de las otras personas
El doctor Bea explica que las personas seguras de sí mismas dejan el resentimiento de lado y se enfocan en la felicidad de sus vidas en cambio. El éxito de otra persona no significa que tu estés fallando.

“Quieren que todos sean felices y exitosos. Se trata de querer tu vida y no la de otro”, concluye el psicólogo.

Son muy agradecidos
“Si mantienes una actitud agradecida estarás menos concentrado en la vida de otros, en lo que tienen y tendrás menos posibilidad de sentir envidia”, explica Richard Smith, Ph.D., profesor de psicología e investigador de emociones sociales en la Universidad de Kentucky.

Los doctores recomiendan tener un diario de agradecimiento. El objetivo es escribir en él, todos los días, las cosas buenas que te van pasando y por qué. Esto refuerza la concentración en la felicidad que hay en tu vida y en la de los otros.

Saben cuando desconectarse
Está comprobado que el abuso de las redes sociales nos hace sentir solos, envidia, celosía y vacíos. El impacto que pueden tener Facebook o Instagram es muy fuerte, ya que estas redes, básicamente, muestran lo mejor de lo mejor de las vidas de todas las personas: fotos perfectas, panoramas insuperables y muy, muy pocas noticias que nos aterricen y nos hagan sentir seguros. Todo lo contrario.

Por lo mismo, la persona que es segura de sí misma sabe cuando desconectarse de todo porque, en el fondo, no pondrá en juego su seguridad por un par de fotos o historias.

No buscan la aprobación del resto
El autor Josh Gressel explica en su libro que humanos tendemos a querer que el resto desee lo que tenemos. Nos produce satisfacción saber que otra persona quiere lo que tenemos; que nos tienen envidia.

Sin embargo, el autor explica que es justamente esta sensación la que conlleva a las adicciones y a emociones negativas como la envidia y los celos.

La gente segura sólo responde a sí misma. No necesitan saber si alguien más tiene o no tiene algo, y tampoco les interesa si alguien quiere lo que tienen.

No se preocupan por las “etiquetas”, reconocimientos o premios
“Muchas veces la ambición está impulsada por un gran grado de inseguridad. La humildad, o simplemente no enfocarse en la ambición ni en el éxito puede ser un buen signo cuando significa que estás muy cómodo contigo mismo”, explica el psicólogo Scott Bea. Eres mucho mas que los título o diplomas que puedas tener en tu repisa.

No se comparan con otros
Como Roosevelt dijo: “Comparar es robar felicidad”. Si constantemente estás midiendo tu vida contra la de otra persona, lo más probable es que algo vas a encontrar que te pueda causar inseguridad. Mejor es enfocarse solo en los aspectos positivos de tu vida y en la de los otros. Sin comparar.

“Siempre, siempre existirá algo mejor a lo que tu ya tienes”, comenta Smith. “La envidia se basa en percepciones, por lo que si te estás fijando constantemente en la vida de otros siempre encontrarás algo mejor”, concluye.

(FUENTE: los40.cl)

Memes esotéricos- LXXVII


miércoles, 29 de marzo de 2017

Juan Gabriel se comunica con vidente y asegura no haber muerto en paz



Con ayuda de un vidente el programa Despierta América entrevistó a JuanGa desde el más allá. 

Y de pronto, como si se tratará de una escena de la película Ghost, Juan Gabriel se hizo presente en el programa Despierta América a través de un vidente llamado Ramsés. 

El vidente invitado al programa matutino de Univisión, fue entrevistado por Alan Tacher y Karla Martínez quienes no dudaron en lanzarle preguntas sobre el Divo de Juárez, con quien Ramsés asegura logró ponerse en contacto. 

Según el vidente, "Juanga" está muy enojado con Silvia Urquidi (quien fuera su íntima amiga) porque cuando estaba vivo era intocable y ahora que no está es muy fácil hablar de su vida, especialmente de su vida sexual.

En cuanto a sus hijos, asegura que la familia le está haciendo brujería a Iván porque fue el hijo no aceptado. 

Asimismo, pide al público que no se hable de su sexualidad y que sea despedido con un minuto de aplausos y amor eterno. 

No conforme con las declaraciones, Alan pide platicar con "Juanga" y le pregunta por qué murió: “No era mi momento, no era mi lugar”, explica Ramsés y aclara que ya tenía dolores pues estaba presionado entre deudas y trabajo y no quería decepcionar a sus hijos, por lo que todo el estrés y la neumonía se complicaron. 

¿Moriste en paz?, preguntó Karla, a lo que el vidente responde: 

“No y no he descansado en paz porque quería disfrutar a mis hijos y a mis nietos”.

Finalmente pide a sus hijos que respeten su testamento. 

(FUENTE: sdpnoticias.com)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails